Tipos de restaurante

Cada restaurante tiene su propio conjunto de cualidades y peculiaridades que lo distinguen de los demás; sin embargo, es fundamental recordar que cada uno se basa en una filosofía de servicio.

Gourmet

Un restaurante gourmet se distingue por su cocina de alta calidad elaborada con técnicas culinarias de vanguardia, así como por su servicio eficiente y profesional. El estilo y el menú se establecen en relación con el chef principal de este tipo de negocio culinario, y los platos son únicos y creativos.

Familiar

Un restaurante familiar, como su nombre indica, ofrece una comida básica y accesible, así como un ambiente acogedor apropiado para toda la familia. Las pequeñas empresas suelen empezar en esta categoría, ya que tienen un gran público objetivo.

Buffet

Esta noción se originó en los grandes hoteles en los años 70s como medio para servir a grandes grupos de personas sin necesidad de un gran equipo. Los comensales pueden elegir los platillos y la cantidad que quieren comer en el buffet, el cual debe ser preparado con antelación. Para mayor información, visite el sitio web grupopampas.com.mx/restaurante-pampas/.


Temático

Un restaurante como éste suele distinguirse por la variedad de ofertas gastronómicas internacionales que ofrece: cocina italiana, francesa, japonesa o china, por nombrar algunas. Por otra parte, estos establecimientos se distinguen por un diseño único que se centra en la oferta gourmet especificada.

Restaurantes de servicio rápido

La comida rápida, a menudo conocida como fast food, es un tipo de restaurante que se define por la uniformidad en la preparación y el servicio de las comidas. Están afiliados a grandes cadenas comerciales y suelen ofrecer una cocina de preparación rápida para agilizar el proceso.

Para llevar

Los restaurantes de comida para llevar han ganado popularidad en los últimos años gracias a sus diversos menús, que incluyen desde pizza hasta sushi. Se distinguen principalmente por servir comida que puede consumirse fuera del local. 


Popularidad de un buen restaurante

Los clientes se atraen o se pierden en función de las actividades comerciales, por lo que un restaurante no puede permitirse el lujo de experimentar, sino que debe planificar y poner en práctica aquellos aspectos de un gran restaurante que le permitan llenar el espacio con comensales. Por ello, la preparación de los propietarios es fundamental; asistir a clases de pastelería o de cocina puede ayudarles a preparar mejor su menú y atraer más clientes.

Aunque algunas de las cualidades de un restaurante que atraen a los clientes pueden parecer aparentes, son fundamentales para el éxito del negocio. La comida y los precios deben ser adecuados; el menú debe ser variado para los distintos tipos de clientes; aunque tenga un tema o especialidad, no debe centrarse en un único plato especial; por otra parte, también debe ofrecer una amplia gama de costos, ya que los consumidores suelen recurrir tanto a la cocina costosa como a la barata.

Exigencias especiales y trato personalizado. Si un cliente visita su restaurante con frecuencia, espera un trato especial. Esto no significa facturas gratuitas, sino un saludo cordial, recordar los platos favoritos o las alergias a diversos alimentos. Este último punto forma parte de las peticiones especiales, y es necesario atenderlas adecuadamente, como no usar demasiado picante o un tipo específico de condimento. Si el cliente está satisfecho con el menú, querrá volver a su restaurante.

Instalaciones y servicios adecuados. Debe contar con instalaciones y servicios adecuados, como estacionamiento, servicio telefónico, etc. dependiendo del tipo de clientes y, sobre todo, del tipo de restaurante. También es fundamental que los clientes que hablan otro idioma sean tratados sin dificultad; los visitantes pueden ser consumidores valiosos.

Excelente ubicación. Su restaurante debe estar en una ubicación decente, no sólo en una zona concurrida con estacionamiento, sino también en una zona segura donde no haya riesgo de robo, multas u otros daños.

Excelente servicio al cliente. Uno de los aspectos más cruciales es la atención al cliente, sobre todo la que prestan los camareros, que deben tener un comportamiento amable para que el cliente se sienta a gusto.

Atraer a los clientes. Ofrecer nuevos artículos en el menú o nuevas ofertas especiales, como tarifas más bajas para determinados productos, como bebidas o postres, es una forma de captar la atención de los consumidores.

Locación atractiva. El exterior del restaurante, además del interior, debe ser atractivo, ya que es la primera imagen que ven los consumidores antes de entrar a su establecimiento, sobre todo si está en un destino turístico; en ese caso, su establecimiento puede ser temático o servir especialidades regionales.